Vandalismo turístico

Un increíble turista finlandés de 25 años  la lió bien gorda en Isla de Pascua , le arrancó una oreja a una estatua para poder llevársela a su casa como souvenir, ahora se enfrenta a una enorme multa o a una pensa de cárcel.

La isla se caracteriza precisamente por los monolitos Moai, son el motivo turístico por el que muchos viajeros viajan allí.

¿ Habrá castigo posible ? Millones de personas podrían disfrutar de un monumento con miles de años…. pero mucha gente fuera como este individuo pronto estaría destrozado.

Leído en: elpais.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *